P.

¿Nos tenemos que ajustar estrictamente a una ruta en concreto de las propuestas?

R.

No necesariamente. La combinación entre las diferentes alternativas ajustadas a cada perfil individual enriquecerá seguro el diseño del viaje y la experiencia posterior del mismo.

P.

¿Merece la pena contratar o disponer de seguro médico?

R.

Rotundamente si. La sanidad en los Estados Unidos está regulada desde el ámbito privado. Cualquier problema o inconveniente con el que nos podamos encontrar nos puede salir muy caro. Aseguradoras como el RACC expiden certificados adecuados a la duración de nuestro viaje que nos proporcionarán la garantía y tranquilidad necesarias.

P.

¿Puedo conducir en los Estados Unidos con el permiso estatal?

R.

Aunque no obligatorio si que es muy recomendable viajar disponiendo del llamado “Carnet de conducir internacional” que expiden las oficinas de tránsito con cita previa, la presentación de una fotografía actual y con un coste de 10€. Cada estado se rige por una legislación propia en la que algunos lo solicitan y en otros no así como las compañías de alquiler de vehículos que también están sujetos a su particular normativa.

P.

¿Necesitamos visado para viajar a los Estados Unidos?

R.

La legislación actual permite visitar el país sin visado siempre y cuando la estancia no supere los tres meses de duración. Es imprescindible disponer de pasaporte electrónico (todos lo son si se han expedido a partir de 2008) y también del llamado “ESTA” (sistema electrónico para la autorización de viaje). Un formulario a llenar “online” más el pago de 14$ con tarjeta de crédito que disfruta de una vigencia de dos años. Vale la pena cursar la solicitud unos días antes de marchar para ahorrarnos sorpresas de última hora.

P.

¿Cual es la mejor época para viajar a los Estados Unidos?

R.

En un país tan grande lleno de contrastes paisagísticos y climatológicos, cualquier época tiene su encanto pero por norma general y a fin de huir de aglomeraciones y excesos térmicos, los mejores períodos para visitar los Estados Unidos son la primavera y el otoño.

Con la estación de las flores disfrutamos de mas bonanza general, los días se alargan y las temperaturas empiezan a ser agradables sin subir demasiado. En cuanto al otoño, la explosión de colores y tonalidades de la naturaleza la hace especialmente atractiva. El frío todavía no ha llegado pero las tarifas en general son mucho más razonables.

En verano, “National Parks” y destinos habituales para los mismos norte americanos sufren cierta masificación que vale la pena evitar.